¿Cómo calculo la talla?

En cada modelo de zapato podrás ver además de la talla (nº), los centímetros que mide en el interior.

Con esto puedes confiar en que la talla que estás comprando es la más adecuada.

Añade siempre de 0,7 a 1 centímetro a la medida del pié, para dejar espacio suficiente para el desarrollo de músulos, huesos y tendones, y espacio para el crecimiento y para permitir la libertad de movimiento.

Cada marca puede tener unas medidas diferentes para un mismo número de talla, por lo que medir el pié de tu pequeñ@ es muy importante.

.

* MEDICIÓN:

Pon un folio en el suelo, pegado la pared, formando un ángulo de 90º (L). Pon el pie de tu bebé/hij@ encima del folio y con el talón pegado a la pared. Intenta que tenga el pie y los dedos lo más estirado posible y haz una marca en el folio hasta donde le llegue el dedito gordo.

Desde el borde del folio, hasta la marca que has hecho, es la medida en centímetros.

Si no puedes hacer esto, puedes medirle el pié de la forma más fiable posible, desde el talón hasta la punta del dedo, y con eso puedes hacer una muy buena estimación (repítelo un par de veces si puedes).

A esta medida, súmale 0,7-1 cm (para tener espacio suficiente para el crecimiento y para el pié en movimiento, dedos estirados, etc.), y esos son los centímetros mínimos de interior de zapato que necesita tu peque.

Si por ejemplo el pié le mide 10.2, y le sumamos 1 cm, necesitaría 11,2 cm de zapato. La medida más aproximada por arriba es 11,5 cm.

10,2 será su medida de referencia, y podrás comprarle cualquier zapato que mida de 11 a 11.5 cm (procura que no le sobre más de 1 cm. de zapato, no es adecuado para un desarrollo sano).

Las medidas que damos en nuestra web son la zona útil del zapato, el interior, pues no es lo mismo un zapato con suela que uno de suela blanda - éstos últimos tienen más superficie útil, puesto que son más flexibles y dan un poco de sí con el uso.

Puedes confíar en las medidas en centímetros del calzado que te damos en cada artículo.

Algunos de nuestros zapatos son de otros países (Canadá, U.S.A, Francia, etc.) y las tallas, aun siendo las mismas medidas en centímetros, son distintas, pero hemos tomado la precaución de usar las medidas interiores, y no la numeración, como base para darte a elegir la talla correcta.

.

TABLA DE TALLAS, ORDENADA POR MARCAS: Tallas por Marca

...

Recuerda añadir de 0,7 a 1 cm a la medida del pié para elegir la talla correcta en centímetros.

En base a la medida (medidas del interior del zapato) puedes ver que talla/marca le corresponde y le puede ir mejor. Debido a las distintas procedencias de cada marca, un mismo número/talla puede corresponder a varias medidas, dependiendo de la marca, por lo que intenta guiarte siempr por los cm de suela para elegir la talla correcta.

...

¿Cuanto crecen los pies de un bebé?


* El bebé nace con una medida aproximada de sus pies de entre 7 y 9 cm. El primer año de vida, el pie crece aproximadamente 3 milímetros cada dos meses, por lo que cada 6 meses le crecerá aproximadamente 1 cm. El pie a los 12 meses mide, de media, unos 12 cm.

* Desde los 12 meses a los 2 años, estos 3 milímetros los aumenta cada tres meses; y de los 2 a los 3 años, 3 milímetros cada tres o cuatro meses.
 
   Esto son estimaciones medias de crecimiento, porque ya sabemos que luego cada bebé y niñ@ tiene su ritmo de crecimiento y desarrollo, y que los pies de los bebés no crecen de manera uniforme, sino que lo hacen con lo que llamamos “estirones”.

...

LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO DEL CALZADO DE SUELA BLANDA (ANTE)

Limpieza: 

Preferiblemente con una toallita húmeda, o con un paño húmedo con algo de jabón o detergente.

Aunque recomendamos en la medida de los posible una limpieza a mano, pueden ser lavados muy ocasonalmente a máquina, siempre en agua fria, y con un jabón y suavizante para prendas delicadas.

No usar lejía, no planchar y dejar secar al aire.

Tras el lavado puede presentar algo de rigidez. Recuperará su tacto y flexibilidad en un par de usos, y puede recuperar la forma introduciendo una cuchara en su parte delantera, o, durante el secado, introduciendo algo en el zapato que le de su forma (un calcetín, por ejemplo).

Mantenimiento:

Presta atención regularmente a la suela de ante. Puede perder adherencia en algunas zonas por el uso.

Para recuperarla debes pasarle un papel de lija fino muy suavemente, o un cepillo de cerdas, y una vez recuperado su tacto rugoso recuperará su adherencia.